Las estaciones de servicio alertan sobre un posible cierre masivo

La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (CECHA) advirtió por un posible cierre masivo de estaciones de servicio si no son incluidas en al ATP 7.

Como Identidad Sindical lo había adelantado, la semana pasada la CECHA envió una carta a Matías Kulfas, Ministro de Desarrollo Productivo, mediante la cual solicita que el sector pueda percibir el séptimo pago de la Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Desde la confederación aseguran que más del 85% de las estaciones de servicios están trabajando a pérdida y no logran cubrir los costos económicos. Al respecto, apuntaron que de continuar con este panorama “no se podrán sostener en el mediano plazo”.

Este reclamo llegó a los oídos de Carlos Acuña quien, además de ser integrante del triunvirato de la CGT, es Secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio (SOESGyPE).

Por su parte, Gabriel Bornoroni -Presidente de CECHA- afirmó: “Es desesperante. Estamos golpeando todas las puertas porque ser excluidos del ATP puede significar para muchas estaciones bajar las persianas. Sería muy triste que hayamos pasado la mayor parte de la pandemia para ahogarnos a esta altura, que dicen que falta menos para que se empiece a vacunar“.

En un comunicado emitido por la entidad el pasado viernes, se remarca que “tres de cada cinco estaciones de servicio corren serios riesgos de cerrar y más del 85% no podrán sostenerse en el mediano plazo si la situación no mejora” y agregaron que “hay temor por el posible cierre masivo de estaciones”.

Dicho informe señala que esta situación de crisis se viene arrastrando desde marzo, al comienzo de la pandemia, lo que llevó a muchos estacioneros a sacar créditos, utilizar sus ahorros o vender bienes para poder mantener los puestos de trabajo en funcionamiento, a la espera del final de la pandemia.

Además, el análisis subraya que hay un 18% de estaciones de servicio que superan el punto crítico pero no logran alcanzar un equilibro que les permita generar un margen de ganancias. “El paso de los meses erosionó los recursos y la falta de una pronta salida hace que ese 67% hoy corra serios riesgos de cerrar sus puertas”, agregaron en el documento.

Para concluir, cabe destacar que, según las estadísticas de la Secretaría de Energía, las ventas se encuentran desde el mes de agosto en un amesetamiento que no supera en promedio el 70%.

Comments

Comentarios