El Presidente se reunió con la CGT

La cúpula cegetista asistió el martes pasado a un almuerzo con el Primer Mandatario en la Quinta de Olivos, donde acordaron mantener encuentros con mayor frecuencia.

Luego de los cruces y entredichos que hubo entre dirigentes cegetistas y funcionarios del gobierno a causa de las nuevas medidas tomadas, Alberto Fernández recibió en la Quinta de Olivos a Héctor Daer, Carlos Acuña, Andrés Rodríguez, Jose Lingieri, Jorge Sola, Armando Cavalieri y Gerardo Martínez, quienes celebraron la predisposición del Presidente y calificaron la reunión como “positiva”.

En el marco de este encuentro, la cúpula de la central obrera expresó su preocupación por la nueva fórmula para calcular los haberes jubilatorios, y también planteó que se revea la suspensión del pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) destinado a los sectores más golpeados por la pandemia. Por su parte, Alberto Fernández se comprometió a analizar el panorama y otorgar una respuesta.

Durante el almuerzo también se debatió sobre la difícil actualidad sanitaria, para la cual la central obrera se ofreció a colaborar, a través del sistema de salud sindical, en la logística para poner en marcha el plan nacional de vacunación contra el Coronavirus.

Otro punto debatido fue la creación del Consejo Económico y Social, para lo que se publicará el decreto presidencial la semana próxima, con el objetivo de fomentar el diálogo social tripartito institucionalizado.

Asimismo, los líderes cegetistas debatieron con Fernández sobre la situación deficitaria de las obras sociales sindicales, para lo que se acordó una reunión con Ginés González García, Ministro de Salud, dentro de los próximos días.

En comunicación con la Agencia Télam, Antonio Caló, dirigente de la UOM, declaró: “La verdad es que fue una reunión muy buena, una reunión distendida, el Presidente nos dedicó dos horas a los dirigentes de la CGT. Hemos planteado los temas que son importantes para nosotros y que son de conocimiento público como la situación de los jubilados”.

El señor Presidente recepcionó los temas pendientes, algunas contestaciones nos dio, y quedamos que de aquí en adelante nos vamos a reunir cada 15 o 20 días con él, para que las charlas no tengan esperas tan largas como las que motivó esta pandemia. Queremos que la CGT y el Presidente no se tengan que enterar por los medios las cosas que el Gobierno hace y las preocupaciones que tiene el movimiento obrero”, continuó.

En tanto, Caló despejó las dudas que existen sobre las notables rispideces que hubo entre el Gobierno y la central obrera: “Esta CGT siempre apoyó al Presidente Alberto Fernández, lo va a seguir haciendo como desde el primer día”.

“En esta difícil situación que se generó por la pandemia, no le faltó alimento a nadie. El Gobierno va a seguir acompañando a los trabajadores y con subsidios a las familias más pobres”, apuntó el líder metalúrgico. Y en ese sentido, añadió: “Los argentinos ya veníamos de una situación grave antes de asumir Fernández, con las políticas del Gobierno de Macri. Hoy vivimos una situación económica difícil producto de lo que dejaron los otros y de la pandemia”.

Además de limar asperezas existentes, durante el almuerzo se acordó mantener reuniones con mayor frecuencia para analizar la coyuntura política. “Encontramos a un Presidente muy receptivo. Además, quedamos en volver a encontrarnos cada 15 o 20 días, y eso para nosotros es un golazo”, concluyó Antonio Caló.

Comments

Comentarios