Las organizaciones de derechos humanos calculan que el 66% de los desaparecidos fueron delegados sindicales

Hoy se estrenará la película “Se va a acabar”, documental que recoge los testimonios de trabajadores que tuvieron participación en diversos conflictos durante la última dictadura cívico militar.

En el marco del Día de la Memoria, David Blaustein y Andrés Cedrón presentan hoy su nueva película llamada “Se va a acabar”, la cual muestra la resistencia del movimiento obrero frente a la represión de la última dictadura militar, al tiempo que recoge diversas declaraciones de trabajadores que estuvieron involucrados en conflictos sindicales. “El documental se hizo gracias a las colaboración de una cantidad de gremios y universidades“, dijeron Blaustein y Cedrón.

La película iba a ser una serie que se frustró. Después le pedí a Andrés que me acompañara a la locura de convertirlo en un documental independiente. Fue realmente independiente porque fue un documental que se rodó gracias a las colaboración de una cantidad de gremios y universidades, que también fue una experiencia muy interesante”, explicó Blaustein a Página 12.

Asimismo, el film contiene entrevistas a Carlos Leguizamón (delegado de la fábrica Cattaneo), Roberto Digón (Secretario Gral. del Sindicato del tabaco), María Luisa Rodríguez (delegada textil- Alpargatas), Germán Valdivieso (delegado de Subterráneos), Ana María Putelli (delegada bancaria) y César Loza (Secretario Gral. Sindicato Portuario).

El dato de que aproximadamente el 66 por ciento de los detenidos-desaparecidos fueron activistas, delegados y delegadas sindicales, nos parecía importante de mostrar y que todas esas luchas de resistencia se daban en el marco de esas políticas económicas y sociales que se estaban tratando de instalar con el apoyo de las patronales y un sector de la sociedad civil”, agregó Cedrón.

Cabe mencionar que, según estiman los organismos de derechos humanos, durante la dictadura de 1976 a 1983, el 66% de los 30 mil desaparecidos fueron trabajadores activistas y delegados sindicales. Además, cerraron alrededor de 50 mil pymes, el sector industrial perdió 700 mil puestos laborales, y los trabajadores pasaron del 48% al 30% en su participación en la distribución de la riqueza.

Para concluir, los cineastas aseguraron que estrenar la película un 24 de marzo “significa una emoción muy grande, la sensación de que la lucha sigue, la felicidad de saber que los protagonistas de la película van a estar en el Gaumont, el homenaje a todos los trabajadores que ya no están y el homenaje a los compañeros que resistieron”.

Comments

Comentarios