El Ministerio de Transporte asumirá el control de los trenes de carga y Sasia celebró la decisión

El líder ferroviario respaldó decisión oficial de no prorrogar las concesiones en las líneas Sarmiento, Mitre y Roca y aseguró que “así lo marca la ley”.

Luego de 30 años de administración con balance negativo, el Ministerio de Transporte, encabezado por Alexis Guerrera, rechazó la prórroga de las concesiones ferroviarias de las líneas de carga Sarmiento, Mitre y Roca, por lo que el Gobierno asumirá el control de esas operaciones.

Las repercusiones no tardaron en llegar: Sergio Sasia, Secretario General de la Unión Ferroviaria (UF) expresó su apoyo a la decisión oficial y celebró que los trenes de carga vuelvan a manos del Estado, al tiempo que señaló que el Gobierno nacional solo asumió “lo que ordena la norma” ya que en 2008 se crearon por ley las sociedades del Estado Administración de Infraestructuras Ferroviarias y Operadora Ferroviaria para avanzar en “un reordenamiento de la actividad, que fue abandonada durante años por los concesionarios privados“.

“Eso es ni más ni menos lo que hizo ayer el Ministerio de Transporte del Gobierno del presidente Alberto Fernández. En la década del ’90 y, en el contexto de las privatizaciones de las empresas estatales, se asumió el desguace de las líneas ferroviarias y su posterior concesión al sector privado, pero la propiedad de los trenes siguió siendo estatal”, agregó.

De este modo, la cartera de Transporte, mediante la Resolución 211 rechazó el pedido de prórroga contractual efectuado por las empresas Ferroexpreso Pampeano, Nuevo Central Argentino y Ferrosur Roca, asignándole la toma de servicio a Trenes Argentinos Cargas (TAC) en la etapa de transición, para avanzar hacia un modelo de uso abierto con participación público- privada. Así, a partir de 2022, la empresa Trenes Argentinos Cargas pasará a estar a cargo de las operaciones, mientras que la administración de la infraestructura ferroviaria y de la totalidad de los bienes estará a cargo de Trenes Argentinos Infraestructura.

Luego de casi 30 años, el sistema se deprimió de forma sistemática en la infraestructura y produjo un balance altamente negativo. Ese modelo estaba agotado, y solo hay que observar la evolución comparada de las firmas de cargas, cuya operación retomó el Estado hace muy poco, como en el Belgrano, San Martín y Urquiza”, explicó Sasia.

Asimismo, remarcó que esas líneas superan de forma mensual sus propios récords de carga transportada, y aseguró que para continuar avanzando en la mejora de los costos de la logística era preciso emerger del viejo modelo de una red de compartimentos estancos y desarticulada para avanzar hacia “un sistema integrado con otros modos de transporte”.

“El Estado debe controlar de forma estratégica todo el sistema y mantenerlo competitivo en términos de servicio, y permitir a las empresas inscriptas en el Registro de Operadores de Cargas y Pasajeros que utilicen las vías si pagan el canon. Las vías son de los argentinos. Todo lo que circule sobre ellas debe estar al servicio del desarrollo y la integración”, concluyó el dirigente ferroviario.

Comments

Comentarios