“Si mañana llegas a volver así vestida, no te subo más al colectivo”: la fuerte advertencia de un chofer a una profesional de la salud

El hecho se habría producido en la mañana de ayer en un colectivo de la línea 319 de Punta Alta.

na joven profesional de la salud de Punta Alta habría sido víctima en las últimas horas de un lamentable suceso en un colectivo de la línea 319.

La joven tiene 24 años y es Instrumentista Quirúrgica en el Hospital “Eva Perón”. “Es muy indignante, a ella la agarró muy fría. Me dijo que no se avivó de tomarle el número del colectivo. Me dijo que sólo ‘quería sentarse y ponerse a llorar’, nada más”, manifestó a su padre a los colegas del Rosalenio.

Según publicó el portal El Rosalenio, Camila, quien se desempeña como Instrumentista Quirúrgica en el Hospital “Eva Perón”, habría sufrido el maltrato por parte de un chofer cuando se dirigía a trabajar.

“El martes a las 6.40 de la mañana, tomó un colectivo de la línea 319 en la esquina de Puerto Madryn y Paso, Sube al micro, paga con su tarjeta y observa que el chofer le dice algo. Ella iba con auriculares, se los saca y pregunta que sucedía, cuando el chofer de muy mala manera le dice: ‘ustedes son los que andan desparramando toda esta peste’”, manifestó Eduardo, padre de Camila, en declaraciones al mencionado portal.

Ante esta situación, la joven le responde: “yo estoy trabajando, no tengo nada que ver” y de inmediato el chofer le contesta: ‘si mañana llegas a volver vestida así, no te subo más al colectivo’.

“El chofer no le prestó atención y le repitió que si mañana no iba con ‘ropa común no la iba a subir más’. Es muy indignante, a ella la agarró muy fría. Me dijo que no se avivó de tomarle el número del colectivo. Me dijo que sólo ‘quería sentarse y ponerse a llorar’, nada más” relató angustiado el padre de Camila.

Consumado el hecho, manifestó que se comunicó con la empresa y pretende saber quién fue el chofer involucrado para denunciarlo.

“Me comuniqué con la empresa El Villarino, y al rato, el Sr. Di Marco me llamó muy atentamente, me pidió toda la información, y me dijeron que iban a tratar de ubicar a chofer de la unidad, con la propia tarjeta del Villarino, y así averiguar cuál interno había sido. Estaba por hacer la denuncia a la CNRT y a la Policía local, pero hasta que no tenga el número de interno, no puedo hacer ningún trámite, pero voy a denunciarlo”.

“Camila hace lo que le gusta, no es sólo un trabajo más, Camila hace lo que le apasiona”, concluyó Eduardo.

Comments

Comentarios