Camioneros vs. Walmart: Moyano le respondió a De Narváez

Luego de que la empresa acusara al sindicato por desabastecimiento, el dirigente camionero le respondió y aseguró que “siempre que se nieguen derechos a los trabajadores, nuestra organización luchará incansablemente para defenderlos”.

El conflicto entre el Sindicato de Camioneros y el supermercado Walmart suma un capítulo más. Luego de que el propietario de la cadena, Francisco De Narváez, publicara un escrito en donde acusa al gremio por el desabastecimiento sufrido en los supermercados, Hugo Moyano le respondió mediante un comunicado.

Así, el dirigente volvió a reclamar por la indemnización y reincorporación de 500 empleados de la cadena. Al comenzar la solicitada, se destaca en que la cesión de operaciones de Walmart SRL a Dorinka SRL (Grupo De Narváez), implica un estado de “incertidumbre” para los trabajadores, ya que Dorinka tiene poca experiencia en el rubro y “los trabajadores tienen el derecho de prestar su conformidad por escrito en cuanto a la continuidad laboral”, tal como lo afirma la Ley de Contrato de Trabajo. De este modo, Moyano exige el traspaso de la firma nueva ante el Ministerio de Trabajo, para que se garanticen la indemnización y los aportes jubilatorios de cada trabajador.

Asimismo, el escrito resalta que el pedido de los trabajadores, quienes actuaron “con gran compromiso durante la emergencia sanitaria”, resulta “legítimo y legal”. “La realidad es que nuestra organización ha reclamado legítimamente que ante el cambio de empleador, a los trabajadores dependientes de la firma Walmart, que actualmente han sido o serán traspasados a un nuevo grupo empresario que ni siquiera aclara la solicitada referida quiénes son, les sean abonadas las correspondientes indemnizaciones, manteniendo su antigüedad a los efectos remuneratorios y demás derechos laborales adquiridos”, afirma.

Por otro lado, el líder caminero desmintió las versiones publicadas por la empresa y replicadas por diversos medios de comunicación, quienes afirman erróneamente que el sindicato pidió que se despida al personal afectado, se lo indemnice y se lo vuelva a contratar con la misma antigüedad. “Es absolutamente falso que se haya exigido despedir al personal para indemnizarlo y luego contratarlo con la misma antigüedad”, detalló.

Nuestra organización siempre ha sostenido que la indemnización es el único capital que acumula el trabajador que puso todo su esfuerzo y sacrificio a través de los años, y una forma de participación en las ganancias, aunque mínima en comparación con las obtenidas a lo largo del tiempo por las empresas, sobre todo en el caso de las multinacionales que generan grandes beneficios económicos que luego giran a sus sedes en el extranjero”, concluye la solicitada.

Comments

Comentarios