La UDA exige paritarias y una nueva Ley de Financiamiento Educativo

Docentes Argentinos reclaman ser convocados a las negociaciones salariales del sector luego del receso invernal, al tiempo que pidieron la sanción de una nueva ley que destine un 10% del PBI a la educación.

La Unión Docentes Argentinos (UDA), dirigida por Sergio Romero, exigió ayer la sanción de una nueva Ley de Financiamiento Educativo junto a la convocatoria a paritarias para todos los niveles educativos una vez terminado el receso escolar de invierno, con el objetivo de preservar el poder adquisitivo del sector.

Romero, titular de la UDA y también Secretario de Políticas Educativas de la CGT, publicó un comunicado mediante el cual señala que “el aumento de precios hace imposible mantener las expectativas inflacionarias”, por lo que el gremio exige la reapertura de las mesas paritarias para que “el salario no pierda frente a la inflación”.

“Los salarios iniciales por jurisdicción, aun los más elevados, están todos por debajo de la línea de pobreza. También está aumentando el número de provincias que abonan el mínimo inicial y, otras, apenas lo sobrepasan. Además, existe ausencia y déficit de conectividad, lo que se evidenció en especial a partir de la Covid-19”, señaló.

En esa línea, el dirigente explicó que durante el pasado mes de junio el salario inicial en el sector era de 31 mil pesos y, este mes, de 34.500 pesos, pero “el valor de la canasta básica total fue determinada en 54.445 pesos en mayo por el Indec. lo que duplica el ingreso inicial“.

Por otro lado, Romero mostró su “profunda preocupación” ante la realidad de la actividad y planteó la necesidad de que se sancione una nueva Ley de Financiamiento Educativo, por lo que demandó al Congreso un 10 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) destinado a la educación. Cabe mencionar que la UDA había elaborado un proyecto de ley presentado en 2010 en el Congreso ante “la crisis salarial y de infraestructura, la necesidad de que el Estado provea herramientas tecnológicas y, en especial, conectividad, entre otras necesidades”.

“La UDA denunció en su momento serios problemas edilicios en las escuelas, a las que se asistía habiendo baños químicos, letrinas, ausencia de agua y ambientes inadecuados por la situación climática de la región”, concluyó el líder docente.

Comments

Comentarios